Elcano, el hombre que cambió la historia de la humanidad, vuelve a casa

El 4 de agosto de 1526, el marino Juan Sebastián Elcano fallecía a bordo de la nao Victoria en el océano Pacífico. Se le hicieron las exequias propias de los hombres de la mar de aquellos tiempos, y después de una sencilla ceremonia, su cuerpo fue arrojado al agua sobre una tabla. Ese océano que, en gran parte gracias a la gesta de Elcano, fue conocido durante décadas como «El lago español». Y estos días, durante el año en que comienzan las conmemoraciones de la primera vuelta al mundo, el buque escuela de la Armada Española, que lleva por nombre el del piloto más conocido de nuestra historia, se encuentra en aguas del norte de la península, ese Cantábrico que bien conocía Juan Sebastián Elcano, y que tantas veces navegó, posiblemente primero como pescador y después como marino… Ver artículo completo de María Saavedra en La Razón (8 de julio de 2019)